Permacultura, huerta

¿Un mundo mejor es posible? ¡Claro que si!

Permacultura, Mango secular

¿De verdad es posible un mundo mejor? ¡Qué clase de pregunta! Por supuesto, ¡Sí, lo es!

Creo que esta pregunta se ha puesto muy importante después de la última entrada que escribí sobre la Permacultura y la experiencia al Proyecto Gaia, una linda tierra en el departamento de Boyacà, en las grandes regiones del interior colombiano. Decidí empezar con la foto que tomé a un Mango secular, me parece que representa de una manera muy evidente cuán poderosa puede ser la naturaleza si no interferimos en su desarrollo.

Después del Proyecto Gaia volví a Bogotá, donde me entregaron mi ‘nuevo’ cuarto en un piso compartido con Laura y María, colombianas, muy simpáticas, una periodista la otra traductora (y con Moly, una linda cachorra) y justo esos dias me hablaron de un curso de permacultura en la finca  El clavelito, Villavicencio (ahí tomé la foto del mango), tres horas hacia el oriente de Bogotá.

Puse el despertador a las cinco, preparé un rápido café y me fui hacia la Calle 26 buscando un bus para la Terminal. Cuando llegué (seguía estando medio dormido) alcancé a tomar un Tinto (típica preparación del café colombiano, más largo comparado con nuestro Espresso, y muy sabroso) y me fui el bus de las seis.

Villavicencio esta a solo 400 metros sobre el nivel del mar, entonces, tiene un clima caliente, húmedo y lleno de vida (y de zancudos). Tomé un taxi para la finca pero ni siquiera llegué a la mitad del camino porque más allá, los choferes habían bloqueado la carretera para protestar. Los policías me estaban aconsejando quedarme ahí, por una serie de razones como “mejor que no”, “te van a atracar”, “es peligroso”, “eres extranjero” entre otras. Pero, por lo que conozco de Colombia, pensé que la situación no era tan alarmante. Así, insistiendo larga y amablemente, un policía paró una furgoneta y le pidió que me llevaran. La situación resultó tensa, pero consideré que no había peligro, pues, con naturalidad y mi pinta de mochilero pasé en el medio de las dos formaciones y nadie me puso atención.

Llegando al Clavelito los muchachos me recibieron con grandes sonrisas y aclamaciones. Estaban jugando en un circulo para conocerse y familiarizarse; este juego hace parte de unas practicas de ritualización a las que quiero dedicar un espacio antes de terminar el post.

Permacultura, huerta

Y acá empieza el trabajo en la huerta (…hey, hey…yo no estoy trabajando, solo porque estoy tomando la foto…) que respetaba algunos principios de la agricultura sinérgica, por ejemplo separar los cultivos de los senderos, para permitir que las raíces (y el agua) puedan llegar a donde necesitan.

Entre los sistemas permaculturales ya implementados al Clavelito, se encuentran  las duchas entre “cìrculos de bananos” donde las aguas grises son purificadas por las mismas raíces de los árboles.

Permacultura, purificacion agua

¿Te acuerdas de  lo que escribí la última vez sobre la Permacultura? ¿Ahorrar recursos y producir más? Esto es un buen ejemplo, el agua es purificada sin ser enviada a plantas de depuración que consuman energía…

Y, las aguas grises…. vamos a ver el video para descubrir qué pasa….

Utilizan agua de su propio terreno (o aguas de lluvia), la purifican con las raíces, riegan los arboles simplemente con el agua de ducha, sin derrochar agua potable. Los elementos de ese agua sirven también como nutrición para los bananos, que en la parte más cercana al circulo de bananos producen cantidades más elevadas de frutos que en otras. Acá va la prueba:

Permacultura, casco de bananos

Otra innovación permacultural del Clavelito es el baño seco, es decir un baño que no utiliza agua y dejando trabajar los microorganismos permiten la producción de una muy buena humanaza,  abono de…¡caca humana! Me imagino que tal vez estarás pensando ¡QUÉ ASCO! pero…. te puedo asegurar que separando la orina de un lado y las heces del otro evita malos olores y después de algunos meses, aunque es difícil de creer…la caca se convierte en tierra, oscura, fértil e inodora. Quiero remarcar que al principio la idea de defecar en un baño sin agua no fue fácil de aguantar, pero habiéndolo probado puedo asegurar que no hay nada malo. Además creo que a esta altura ya entendiste muy bien la importancia de no derrochar recursos…por ejemplo, gracias a la clase que nos dio Fercho, uno de los fundadores del grupo, ahora sé que el baño seco no derrocha ni contamina el agua, no requiere plantas de purificación que utilizan energía, plantas que acá, en Latinoamérica, muchas veces ni siquiera existen, así que los excrementos se van directamente a los ríos, a los arroyos, al mar. El agua dulce solo es el 2,5% del total y de esta solo el 1% es potable. Pues, ¿por qué defecamos en ella? El eslogan final de la conferencia fue “supera tu caco-fobia” …yo la superé ¿y tú, mi querido lector? Vamos con el siguiente asunto….

…que es la recuperación de suelos. Siempre más en el planeta se encuentran tierras que han perdido su fertilidad. La técnica de la compostaje caliente permite, con solos residuos orgánicos producir nueva tierra fértil en solo  tres semanas.

Permacultura, regeneracion de suelos

La técnica consiste en colocar varias capas de hojas, leña, humanaza (no te preocupes, en lugar de la humanaza se puede utilizar estiércol (…quiero decir.. excrementos de animales que no sean…. ¡humanos!y en 20 días las bacterias convierten las varias capas en tierra lista para sembrar o ser utilizada donde se necesita. Imagínense cuanto puede ser útil en tierras que han perdido su fertilidad….

En estos talleres después de la cena es fácil encontrar momentos para compartir. Entre mis compañeros, dos hermanos de Bogotá que decidieron dejar la estresante vida de la capital para irse a vivir en la finca de sus abuelos, revitalizando tierras que, sin esta decisión se habrían quedado abandonadas.

villavicencio-io-david-e-rolando

En italiano existe un dicho: “braccia rubate all’agricoltura” (literalmente “brazos robados al agricultura”) que se utiliza(ba), para referirse a personas no tan inteligentes a las cuales les han permitido estudiar. Es decir: si no eres tan inteligente, solo te queda la posibilidad de trabajar la tierra. Esto dicho nace hace siglos, cuando los campesinos no tenían la posibilidad de estudiar. Sin embargo, ya no es así. Todas estas experiencias muestran que cultivar puede ser una actividad noble y entonces propongo cambiar el dicho conbrazos…¡”devueltos” a la agricultura! David y Rolando, están haciendo un importante trabajo, hablan a los campesinos del reciclaje, de la posibilidad de ‘truequear’, hablan de cooperación. A pesar de algunas resistencias a cambiar sus costumbres, los vecinos están muy interesados y curiosos al trabajo de ellos, sobretodo desde cuando el tercer hermano ofrece clases de ingles a los niños del pueblo.

La mañana siguiente, a las seis, ducha en el círculo de bananos.

Permacultura, ducha por la mañana

Luego, desayuno y reunión para discutir las actividades del día. O, más que ‘discutir’ la idea es compartir, la idea es ritualizar , no te preocupes que antes de terminar le dedico un momento a este interesante asunto. El segundo día fue dedicado a la auto-producción de productos de aseo personal. El primer método utilizaba soda cáustica y el segundo la glicerina vegetal.

Permacultura, preparación productos de aseo personal Permacultura, preparación productos de aseo personal

En el próximo vídeo, la Prof. Carolina, explicándonos la técnica:

Acá va una foto de lo que me traje (a parte de los lindos recuerdos) de ese taller: jabón vegetal, 100% biodegradable, hecho con glicerina, aceite de coco y una mezcla de aceites esenciales.

Permacultura, jabón hecho a mano

Por fin llegó el momento de hablar de la ritualización. Para explicar a qué me refiero quiero empezar por lo que pasa en el mundo en que vivimos. Vamos a trabajar, llegamos, empezamos. Queremos estudiar, tomamos el libro, empezamos. ¿Tenemos hambre? Compramos sin pensar el primer perro caliente que encontramos o si estamos en nuestra casa cocinamos, nos sentamos y (tal vez con la tele prendida) comemos. Es decir: el ritual que siempre existió en varias formas y en varios momentos del día ya no existe. Hasta en mi trabajo, que es un trabajo artístico, me ha pasado de trabajar con personas afanadas y desconectadas, llegar al ensayo, ensayar, irse. Sin participación emotiva, sin amor. Permacultura considera muy importante ese aspecto y le dedica varios momentos. Y cabe decir que la permacultura no inventó nada, los indígenas de Colombia siempre han ritualizado los varios momentos del día. 

Antes de empezar nuestras tares, que sean trabajar la tierra, sembrar, regar, cocinar o comer, se dedican algunos minutos para compartir y agradecer. Ese aspecto me encantó. Cada cosa resulta más linda, menos complicada, después de la ritualización, todo fluye, la comunicación mejora, se encuentra un sentido en las cosas que se hacen que va más allá de las cosas mismas. En la tradición tántrica del oriente, no se puede empezar ninguna actividad sexual sin primero ritualizar en encuentro de los amantes. En el yoga las clases empiezan cantando el sagrado Om, en las artes marciales hay un saludo antes de empezar, a los compañeros, al maestro y a los que practicaron el arte en el pasado. Incluso los equipos deportivos actuales tienen sus formas rituales y, a pesar que estos sean puro eslogan, de alguna forma creo que estos muestran el poder del ritual de manifestarse hasta en el mundo contemporáneo y frenético en el que vivimos.

Creo que la Permacultura, además que una nueva y antigua forma de respectar el planeta puede ser una solución para tantas de las inquietudes de nuestra sociedad. Muchos jóvenes y personas mayores ya no se reconocen en la vida de la ciudad y en trabajos “tradicionales” y tal vez la solución a sus inquietud se puede hallar en un cambio hacía este rumbo. Como escribió mi amiga Irene en su lindo Blog, tenemos que cambiar la visión de la competitividad y escasez cooperación y abundancia. 

Gracias por la paciencia, me despido con una foto. Quiero una que represente las cosas que escribí….una vida más saludable, sostenible….cuál podría ser….ah, sí, ya la encontré. Amigo lector, te presento tu nuevo amigo, él te ayudará a “superar la caco-fobia”….señores y señoras….¡El BAÑO SECO!

villavicencio-baòo-seco

1 Comment
  1. Dedicated servers
    Abr, 6, 2017

    Cuando filosoficamente aprenden que el ser humano tiene un alma espiritual, que su dignidad viene de alli y de Dios que la creo, es decir, cuando cambian su concepcion del hombre, de Dios y del mundo, sus actitudes comienzan a cambiar sin que nadie les pida que cambien. Una vez me paso que salude a un DR sin decirle DR algo asi como, que gusto saludarlo Sr. Fernandez!

leave a comment