La ley de la atracción o resonancia

La ley de atracción (o de la Resonancia)

La ley de la atracción o resonancia

Mis queridos amigos,

siento que ha llegado el momento de escribir sobre un tema muy importante: la Ley de atracción, conocida también como Ley de la resonancia.

Yendo directo al punto, esta ley dice que lo que nos ocurre, las situaciones que vivimos, las personas que encontramos, nada de esto sucede por casualidad sino que lo atraemos según el estado emocional y energético particular en el cual nos encontremos.

La ley dice que existe una relación entre nosotros mismos y el mundo exterior: lo que pasa en nuestro entorno, depende de lo que tenemos adentro. Con “lo que tenemos adentro” me refiero a la suma de lo que hay en nuestro interior: pensamientos, emociones y energía. Por esta razón se habla también de Ley de correspondencia. Quienes que suelen tener pensamientos tristes, encontrarán personas en cuyas vidas predomina la tristeza, o que contribuirán a crear situaciones sombrías y tristes. En cambio, aquellos que tienden a pensar de forma más alegre, encontrarán personas alegres que crearán situaciones de alegría y felicidad.

La realidad te devuelve tu imagen interior como un espejo. Por esto se habla de atracción: atraemos situaciones que corresponden a lo que hay adentro. También se puede hablar de resonancia porque se supone que cada uno de nosotros tiene una vibración característica (de la misma manera que un instrumento musical!) y lo que atraemos, es aquello cuya vibración entra en resonancia con la nuestra.

Esta ley es conocida en oriente, las conocían las civilizaciones antiguas, pero también podemos encontrarla en la cultura popular occidental. Por ejemplo,  el hondo significado de la frase “Ayúdate que Dios te ayudará” nos indica, con el “ayúdate”, que debemos cambiar la manera de ver las cosas y con el “Dios te ayudará”, que esto ocasionará un cambio “mágico” en el entorno. Lo mismo aplica para  “Sonríe a la vida y ella te devolverá esa sonrisa”: si sonríes a la vida (si cambias tus opiniones sobre tu entorno), ella te devolverá esa sonrisa (tu entorno cambiará).

¿Está comprobado por la ciencia todo esto? En cierta medida, si. Y como músico, encuentro la pregunta muy interesante. La ley de la resonancia es un principio físico conocido y observable: si toco la nota “La” en una guitarra, la cuerda correspondiente a esta nota en otro instrumento, empezará a vibrar “por si misma” sin que nadie la esté tocando.

¿Cómo es posible? Lo es porque el sonido es aire en vibración. En el caso del ejemplo, el sonido que emite la nota “La”, se desplaza con una vibración precisa y medible, de modo que las partículas de aire que “toca” a su paso vibran de forma similar.  Cuando ese aire en vibración llega a otra cuerda, construida y afinada para producir un “La”, esta empezará a vibrar. Es algo parecido a poner una llave en una cerradura: solo se abrirá con la llave justa. Ahora te voy a mostrar un video donde se puede observar fácilmente este fenómeno:

Es lindo cierto? Sin embargo, la ciencia no va más allá de demostrar el principio de resonancia en sistemas acústicos, eléctricos, etc. Pero aplica a los seres humanos?

Antes de responder la pregunta…te pido solo algunos instantes de tu tiempo para darle un me gusta a este post…por el tiempo y la energía que le he dedicado…para ti es un “clic”….para mi y para el blog es muy importante! gracias

Elige tu red social preferida

Según la filosofía oriental, las culturas antiguas, las culturas ancestrales de Latinoamérica y la cultura popular occidental si. El universo es vibración, cada partícula que compone la materia vibra, nosotros mismos vibramos. Lo que vivimos en el mundo, corresponde a nuestra frecuencia de vibración, es una imagen de lo que pensamos y sentimos de ello.

Alguna vez en tu vida conociste a una persona que se considera desafortunada? Yo si. Se trataba de un chico que estaba convencido de que el mundo era un lugar triste y lleno de problemas, y de hecho, todo le iba muy mal. Pero…en serio era desafortunado? Por supuesto que no! Tal vez la fortuna es mucho menos ciega de lo que creemos. El dicho italiano “la fortuna è cieca, ma la sfortuna ci vede bene” (la fortuna es ciega, pero la desgracia ve muy bien) …no es cierto! Ambas ven muy bien. Es nuestra responsabilidad decidir si queremos estar bajo la influencia de la una o de la otra.

Tal vez alguien preguntará, funciona también en el amor? ¡Claro que si! Toca tener cuidado de decir o pensar cosas como “todos los hombres (o las mujeres) son iguales: el riesgo es que eso se haga realidad! Es la resonancia que, actuando en nuestras vidas, origina esta ilusión: de hecho, serán iguales  las personas que encuentro yo, porque me devuelven la imagen que tengo del universo femenino. Y el problema se amplifica porque entre más encuentro mujeres “así”, mas voy a fortalecer mi prejuicio; y entre más se fortalece el prejuicio, más encontraré mujeres “así”. Así es como se da lugar al círculo vicioso. En psicología este fenómeno se llama profecía que se auto cumple.

Entonces, si quieres evitar caer en un círculo vicioso, aún si las cosas andan mal y los demás no se portan como quisieras, confía en que el futuro puede ser diferente: acuérdate que tu futuro depende de ti. Ver las cosas de esta manera cambia la vida de forma radical. Mi cambio personal empezó cuando dirigí mi mirada hacia mi interior.

Mirar hacia adentro significa dejar el papel de víctima de lo que pasa en lo externo y tomar el de autores y protagonistas de nuestra vida, manejando lo interno.

Finalmente, aun cuando hemos venido hablando de interno y externo, quiero mencionar que en realidad no existe una separación entre lo de adentro y lo de afuera. Tu eres la vida, que fluye sin pausas conectada con el absoluto, llevando dentro de si un potencial invisible de belleza infinita, lleno de regalos que nos esperan tan pronto estemos dispuestos a aceptarlos, a resonar con ellos.

“Sè el cambio que quieres ver en el mundo” (Gandhi)

“Si quieres cambiar el mundo, cámbiate a ti mismo (Socrates)

“como es abajo es arriba, y como es arriba es abajo” (Kybalión, Hermes Trismegisto)

Estoy a tu disposición para tus preguntas; será un gusto si quieres comentar y, si la entrada te ha gustado, dale me gusta y compártela con tus amigos! GRACIAS.

Elvio

quiero agradecer por a Laura Avila Rincón que me dio muchas ideas y me ayudó revisando la forma y el contenido de esta entrada… reflexionó sobre estas palabras y me ayudó a mejorar la versión inicial. 

Related Post
0 Comments
  1. Nadia
    Ago, 11, 2015

    Elviooooooooo holaaaaaaa!!!! Perfectas tus palabras!!!! =) perfectos ejemplos! Felicitación y gracias a los 2 por desparramar la verdad… Porque la realidad es así… Todo esto que pasa en el mundo….es la proyección de nuestras mentes…. Se imaginan si todos tuviéramos buenas ideas y buenas vibraciones… Este planeta vibraria tanto que contagiaria a todos los planetas del universo! Seria una fiesta!:Jajaja vole un rato…=) volviendo…. Mi vida es un ejemplo tmb como la d uds…de experimento y verificación de q es así… Ley de atracción..eso es… Somos el universo…somos dios… PURO AMOR!!!!

    • SpiragliDiLuce
      Ago, 12, 2015

      Gracias por tus bonitas palabras Nadia, entonces sigamos compartiendo esas ideas, un futuro de dicha nos espera jajaja, un abrazote.
      Elvio

  2. FlorProfusa
    Nov, 21, 2015

    Voy entendiendo…pondré un párrafo donde explicas que nada ocurre por casualidad ¿te parece? por supuesto dándote los debidos créditos. Chao, mil gracias.

    • desprenderse
      Nov, 24, 2015

      Buenas tardes Flor, claro que si, me da mucho gusto que lo compartas, te lo agradezco en serio…y es aún más lindo si nos fijamos en que entre más circulan esos tipos de informaciones, más personas van a tener posibilidad de encontrar un sentido allá donde no hay, y eso es un regalo que el universo me ha hecho….que comparto con muchísimo gusto. Volveré a visitarte, un abrazo 🙂

      • FlorProfusa
        Nov, 24, 2015

        Cuando gustes, todavia estoy trabajando en mi publicacion. Recibe un gran abrazo. Feliz martes.

leave a comment