el hilo rojo del destino

El hilo invisible que nos une a las personas

Hola a todos y todas,

Hay una leyenda según la cuál existe un hilo rojo que está atado a los dedos de personas destinadas a conocerse, un hilo extensible hasta el infinito, que va más alla de las distancia y del tiempo. Hace algunos días vi algo que me hizo pensar que, aparte de ese hilo rojo, debe de haber otro, aún más poderoso, que nos une a todos los seres humanos.

Era un sábado por la noche, llovía y yo estaba paseando por el pueblo de Villa de Leyva buscando un bar donde resguardarme de la lluvia y tomar algo. De repente ví una escena que no me esperaba ver: había un grupo de personas al lado de la calle, la mayoría eran hombres, algunos se apoyaban a la pared, otros mantenían los brazos parcialmente cruzados. Casi nadie hablaba.

Me quedé sorprendido, porque no me esperaba encontrarme en un puro clima de fiesta del sábado una escena como esa. La escrita “funeraria” explicitaba lo que ya resultaba obvio desde las miradas, las posturas, las pocas palabras y el silencio. Sin embargo, aun sí todo parecía “normal” para una situación como esa, me parecía como que hubiese algo raro…algo que no alcanzaba a comprender, pero que estaba ahí, frente a mis ojos. Entonces caminé un poquito para alejarme y luego volví a dirigir la mirada hacia ellos. Llegaron otros hombres, se quitaron el gorro y dieron las manos a los que estaban ahí. Los movimientos y los gestos resultaban firmes y respetuosos al tiempo.

 

Fue en ese momento que comprendí lo que llamaba mi atención.

 

Lo que pasa es esa escena me resultó muy familiar. No hallaba en ella nada de diferente de cómo debería ser. Y es precisamente eso que me pareció asombroso: ante la muerte, tanto en Colombia como en Italia, a pesar de los 12 mil kilometros de distancia que separan los dos países, todos nos comportamos de la misma manera.

 Es igual la manera de vestir, igual la de portarse, iguales los gestos y las palabras. Los que han vivido la experiencia de vivir al exterior, como yo, saben que siempre existen costumbres diferentes. Sin embargo, llega un momento en el que te puedes dar cuenta que, más allá de esas diferencias, que casi siempre involucran aspectos superficiales (ropa, comida, gestos, gustos…) en la profundidad de nuestro ser todos somos iguales. Y que más allá del invisible hilo rojo de la leyenda que ata personas destinadas a conocerse, existe otro hilo (y esto no sé de que color será…) que une a todo los seres humanos.  

Cuando alcanzas a sentirlo, cuando alcanzas a conectarte con eso, de repente una sensación de calor y dicha te invade el corazón, tomas conciencia que las diferencias solo pueden manifestarse en las superficie de las cosas, pero nunca en su nucleo, es su parte más interna, más verdadera.

Gracias. Y si te ha gustado este escrito…dale un me gusta

Elige tu red social preferida

Hasta el próximo reflejo.

 

el hilo rojo del destino

11 Comments
  1. Aparentemente Serio
    May, 10, 2016

    Y eso sin contemplar de este hilo inalambrico que nos mantiene conectados de distintos países, gracias al Internet y WordPress, pero más las letras que nos mantienen al tanto.

    Saludos Cordiales

  2. aguascristalinas
    May, 11, 2016

    Es una situación que nos recuerda que este escenario es efímero…

    • aguascristalinas
      May, 11, 2016

      Que a lo que le damos tanta importancia…lo que nos quita el sueño…al final poco cuenta y en un suspiro se va.

      • Reflejos de Luz
        May, 11, 2016

        :-O :-O :-O

      • Reflejos de Luz
        May, 11, 2016

        muy cierto lo que dices… pero también mientras permanece puede dar mucha dicha 😀

        • aguascristalinas
          May, 11, 2016

          Eso depende de a qué le des importancia, de la estación en que cada uno este en su viaje . Yo hablo desde el punto en el que estoy en estos momentos. Pero no me quejo. Esta bien

  3. aguascristalinas
    May, 11, 2016

    No todo es alegrias, ni todo tristezas… Y todo está bien. Pero vendrán momentos mejores. Lo importante es estar vivo. Eso dicen?. Yo creo que del otro lado se debe estar muuyyy bien. Aprender no es fácil. En mi etapa… Desde mi experiencia…me queda mucho camino.

  4. aguascristalinas
    May, 12, 2016

    tener paz en mi interior a pesar de lo que ocurre en el exterior…en definitiva: PAZ, y el exterior será reflejo de ese orden interno.

    • Reflejos de Luz
      May, 13, 2016

      cogiste perfectamente la idea aguascristallinas…eso es! Un abrazo grande 😀

leave a comment